Separación y divorcio en Italia

separacion y divorcio en italia

Separación y Divorcio en Italia.

María se está separando del marido porque la relación no funcionó. Ellos viven en Italia y María es extranjera. Ella no tiene un trabajo fijo. Los gastos de un alquiler son impensables en su condición. Muere de miedo, no sabe que hacer porque su esposo le dijo que se quedará en la calle con sus hijos. ¿Estás en la situación de María o conoces alguien como ella? Pues te diré que María tiene derechos que la amparan durante la separación y divorcio en Italia.

Ya sé que todos nos casamos con la ilusión que el matrimonio dure toda la vida, pero no siempre es así. Con el de cursar del tiempo muchas cosas cambian: sentimiento, caracteres, pasiones, finanzas, entre otros. Este artículo es para los que están atravesando una separación y los que no, pues estar informados es primordial para cualquier cónyuge. Como siempre te invito a que veamos juntos este tema.

Diferencia entre separación y divorcio en Italia.

La separación y el divorcio en Italia son procesos mediante los cuales los cónyuges rompen la relación matrimonial. La diferencia está en que en la separación solo se suspenden los efectos de dicha relación: no es obligatoria la convivencia y la fidelidad entre otros. Pero continúan casados.

Sin embargo, el divorcio es la separación definitiva, no existe vínculo legal que los una. Cada uno es libre para contraer matrimonio nuevamente.

Concretamente durante la separación la pareja se distancia, se interrumpen algunos deberes y derechos como marido y mujer. Pero puede reconciliarse y ser otra vez un matrimonio. Con el divorcio la relación matrimonial termina definitivamente y para ser un matrimonio de nuevo deben casarte.

Características generales la separación y el divorcio en Italia.

El Código Civil italiano en sus artículos 150 y siguientes, establece que la separación puede solicitarse, incluso con independencia de la voluntad de un cónyuge, cuando se produzca hechos que hagan intolerable la continuación de la convivencia o provoque graves daños a la educación de los hijos.

Separación

Cuando una pareja decide terminar el matrimonio es obligatorio iniciar el proceso por la separación, que puede ser consensual o judicial. En ambos casos se requiere la intervención de un juez para definir este estado. No basta que ambas partes lo decidan, pues no tiene un carácter formal.

La separación consensual: es cuando existe acuerdo entre las partes. Los cónyuges deciden como serán las relaciones respecto a los bienes patrimoniales y las obligaciones con los hijos.

La separación judicial: es cuando no hay acuerdo entre los cónyuges. Se requiere la intervención de un juez para definir el régimen con los bienes patrimoniales, pensiones alimenticias y demás obligaciones.

Divorcio

Es el acto que termina la relación matrimonial con una sentencia. Este también puede ser consensual o judicial atendiendo a si hay o no acuerdo entre las partes.

Entre el divorcio y la separación debe mediar un tiempo, como mínimo 3 años. Aunque existe una modalidad de divorcio breve aprobado con la Ley del 26/5/2015, que reduce los términos hasta un año.

Es imposible abarcar todo lo relacionado con la separación y el divorcio en Italia en un solo artículo. Por eso en este nos centraremos en 3 aspectos a definir:

  1. – Pensión alimenticia entre ex cónyuges.
  2. – Pensión alimenticia a los hijos.
  3. – Reparto de bienes entre los cónyuges.

Pensión alimenticia o de mantención entre los cónyuges.

 En ambos procesos, seas la separación o el divorcio en Italia, existen obligaciones económicas de manutención y alimentos entre los cónyuges. Partiendo del principio que la parte económicamente más débil debe ser ayudada por el otro cónyuge, por no tener medios económicos propios de mantenimiento.

En la separación

– Existe la obligación de asistencia material entre los cónyuges, derivadas del vínculo matrimonial. El cónyuge, con ninguno o pocos ingresos, tiene el derecho de recibir de la otra parte una contribución periódica para su mantenimiento. Si existen hijos menores la ley tutela su bienestar y los acuerdos no pueden afectar su nivel de vida, así como su desarrollo social y emocional.

– Si uno de los cónyuges muere y se separaron por consenso o judicialmente (pero sin cargo), el otro tiene los mismos derechos que si no fueran separados. Todos los derechos de un cónyuge casado y puede participar a la herencia. Si el cónyuge que quedó vivo recibía una pensión alimenticia del cónyuge muerto, tendrá derecho a recibir un subsidio vitalicio.

En el Divorcio.

 – El cónyuge desfavorecido económicamente tiene derecho a recibir una contribución económica para garantizar sus medios de vida, porque carece de medios propios suficientes y es incapaz de obtenerlos. Se dispone en la sentencia de divorcio.

– Si uno de los cónyuges mueres después del divorcio, el otro cónyuge vivo solo podrá obtener el derecho a una asignación periódica de la cuenta de herencia, si es ya recibía una contribución económica después del divorcio. Así como si continúa en estado de incapacidad de satisfacer sus necesidades básicas.

2- Pensión alimenticia para los hijos.

 Este es otro aspecto importante que valorar durante la separación o divorcio, pues los hijos son los más vulnerables en estas rupturas. La ley trata de protegerlos de modo tal que esta separación de sus padres no afecte, en la medida de lo posible, su vida habitual tanto material como emocionalmente.

 ¿Cómo se puede calcular la cuantía de la pensión alimenticia para los hijos?

 No existe una formula precisa. La ley establece que cada uno de los padres estas obligado a mantener a los hijos en proporción a sus ingresos.

Cuando no hay acuerdo entre las partes, el juez establece el pago de un cheque periódico que debe determinarse considerando: las necesidades actuales del niño; el nivel de vida que disfruta el niño mientras vive con ambospadres; el tiempo dedicado a cada padre; los recursos económicos de ambospadres; el valor económico de las tareas domésticas y de cuidado que realiza cada progenitor.

Recordemos que, aunque se llama pensión alimenticia, esta contribución económica no abarca solo la obligación alimentaria.También implica el alojamiento, escuela, asistencia deportiva, sanitaria, social, moral y material, para garantizar una adecuada organización domestica estable y una decorosa inserción social.

Si no hay acuerdo entre las partes, cada juez valorará todos los aspectos que considere necesario para llegar a la cifra más adecuada al fijar la pensión alimenticia. El juez puede valerse de todos los medios. Se inicia una investigación que abarca no solo la declaración de ingresos salariales, sino cuentas bancarias, bienes obtenidos, entre otros. Prevén una contribución de manutención variable basada en el número de hijos entre el 25 y el 50 por ciento de los ingresos del padre obligado.

También se determina que padre quedará a cargo de los hijos y el régimen de visita del padre no conviviente en el hogar. Se define con qué frecuencia podrá ser visitado, días y horarios. Se tienen en cuenta varios factores, pero siempre se tutelan el bienestar del menor.

 

3- El reparto de los bienes entre los cónyuges.

 Durante la separación y el divorcio se procede a dividir el patrimonio matrimonial creado en común. Como regla general se atiende a los siguientes principios:

– Si se casaron con separación de bienes. Cada cónyuge conservará los bienes adquiridos de forma individual por cada uno.

– Los bienes adquiridos antes de matrimonio no entran en reparto de bienes. Son parte del patrimonio del cónyuge titular.

Con el divorcio si se disuelve:

– La sociedad de gananciales establecida por Ley, que comprende todas las compras realizadas por los cónyuges conjunta o independientemente durante el matrimonio. No se incluyen los enseres personales que se enumeran en el artículo 179 del Código Civil.

– Se disuelve también el fondo reservado para las necesidades de la familia (fondo patrimonial). Sin embargo, dicho fondo continúa existiendo hasta que los hijos alcancen la mayoría de edad.

Si se casaron con comunidad de bienes o adquirieron bienes en copropiedad, al momento del divorcio no es obligatoria su división inmediata. Puede mantenerse la copropiedad. Pero si una de las partes está interesada en disolver la comunidad patrimonial de bienes puede hacer la petición. En este caso se necesitan abogados y peritos para valorar el patrimonio, si no hay acuerdo entre las partes.

 Puede concedérsele a un progenitor que viva con un hijo menor el derecho a continuar viviendo en el antiguo domicilio conyugal, siempre que sea beneficioso para el niño permanecer en ese hogar.

 

  ¿Cuándo necesitamos de los abogados?

No quiero concluir el artículo sin hacer mención a la intervención de los abogados en estos procesos. Si la separación es consensual solo se requiere de un abogado para ambas partes, que se encargará de llevar los trámites.

Si estamos ante una separación o divorcio judicial se debe tener un abogado por cada cónyuge. Su función es velar por los intereses de sus clientes. Preparan la evidencia y arman un caso durante las audiencias para poder obtener los mejores beneficios para la parte que defiende.

Para el esposo(a) más afectado económicamente, al cual la contratación de un abogado le resulta difícil, le doy la buena noticia que es posible obtener en Italia asistencia jurídica gratuita (patrocinio a spesse dello Stato). Por lo que puede tener una representación, legal sin pagar los honorarios de los abogados y otras tasas.

Esta asistencia se extiende a los ciudadanos extranjeros que residen legalmente en Italia. Se regula en la Ley 1990/217. Las solicitudes de asistencia jurídica gratuita deben entregarse ante el colegio de abogados que corresponda (consiglio dell’ordine degli avvocati).

Conclusión

El proceso de ruptura del matrimonio en Italia se inicia con la separación y concluye con el divorcio. Durante y después de estos procesos existen derechos y obligaciones entre las partes y con los hijos, que generalmente favorecen a la parteeconómicamente más débil. No quiero cerrar sin especificar que cada caso es único y se deben ver sus peculiaridades de forma particular. Ninguna separación o divorcio es 100 por ciento igual a otro. Lo expresado anteriormente son principios generales que pueden variar en determinados procesos.

Si debes enfrentar una separación o divorcio en Italia y no sabes que hacer, por favor no tomes decisiones precipitadas, Infórmate primero y actúa después. Espero ansiosa tus comentarios. Si tienes dudas o necesitas asesoría, aquí estamos ASISTENCIA BRITO a un CLIK de distancia.

2 comentarios en “Separación y divorcio en Italia”

  1. Por favor mi tía vive en Italia y su esposo en el Peru, ellos están separados hace más de 30 años, pero el pide una gran suma de dinero para firmar el divorcio, mi tía no tiene dinero, vive con su hija y nieto y a sus 74 años sigue trabajando 4 horas diarias, que puede hacer ella para divorciarse desde Roma Italia? Mucha gracias por su respuesta.
    Janet

    1. Buenos días

      Debe contratar los servicios de un abogado en Italia. Si su tia tiene permiso de residencia (permesso di soggiorno) cumple uno de los requisitos para  solicitar los servicios del gratuito patrocinio, que implica la asistencia jurídica gratuita.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *