¿Cuáles son los derechos de una madre extracomunitaria en Italia?

Derechos de una madre extracomunitaria en Italia

¿Cuáles son los derechos de una madre extracomunitaria en Italia?

La ley italiana tutela sectores tan sensibles como las madres, las futuras madres y los niños. Por eso a las madres extranjeras en Italia les asisten un grupo derechos contemplados en el ordenamiento jurídico para garantizar su embarazo y el cuidado de sus hijos. Veamos en qué consisten derechos de una madre extracomunitaria en Italia.

 

DERECHOS LABORALES.

La protección comienza desde el embarazo. Una mujer embarazada, vinculada laboralmente y con un contrato regular tiene derechos que la tutelan.  Aunque debemos admitir que son el sector más vulnerable, pues no se ha logrado una protección efectiva al 100%. Esta es una lucha constante por la igualdad de derechos y su no reconocimiento incide en la baja natalidad del país.

Los derechos fundamentales laborales de las mujeres embarazadas son:

  • No puedes ser despedida desde el inicio del embarazo hasta que el niño cumpla un año de edad, salvo por causa justa.
  • Derecho a la licencia por maternidad (abstención obligatoria del trabajo). Son dos meses antes de la fecha estimada de parto y tres meses después del nacimiento del bebé (más los días de anticipación del parto). O pueden ser un mes antes del parto y cuatro meses después del nacimiento. Durante este período tiene el derecho a la indemnización por maternidad (80% de la retribución, según tu contrato de trabajo). Puede acceder a la información oficial del INPS AQUI
  • Licencia parental (abstención facultativa) hasta que el bebé haya cumplido 12 años, durante un máximo de 10 meses. La misma licencia puede ser utilizada también por el padre. Las licencias solicitadas por ambos padres no pueden superar los 11 meses. Durante este período, la retribución se reducirá al 30% por los primeros 6 años. Puede acceder a la información oficial del INPS AQUÍ
  • Después del nacimiento del hijo, tiene derecho al goce de dos horas de reposo por día para lactancia, si posee un horario de trabajo de por lo menos seis horas
  • Tiene derecho a permisos en caso de enfermedad del niño.

 

DERECHOS A LA RESIDENCIA (Permisos de residencia).

Si una mujer está embarazada, pero no tienes el permiso de residencia en Italia, tienes los siguientes derechos:

  • Permiso de residencia por cuidados médicos.  Puede solicitar en la Questura un permiso de residencia por cuidados médicos. Se presenta el certificado médico que declara el embarazo y una declaración de domicilio. Puede hacer la solicitud en cualquier momento desde cuando se certifica el embarazo y hasta el sexto mes de vida del bebé. Dicho permiso de residencia podrá ser solicitado también por el padre del niño, a su nacimiento, si están casados y viven juntos.

Este permiso de residencia por cuidados médicos/maternidad no permite desarrollar ningún tipo de trabajo y no es renovable.

  • No puedes ser expulsada en este periodo del territorio italiano.
  • Derecho a los cuidados ambulatorios y hospitalarios urgentes o considerados esenciales, de modo continuativo durante el embarazo y el parto, en los hospitales del Servicio Sanitario Nacional.
  • La madre tiene el derecho a realizar la declaración de nacimiento en el hospital o en la oficina municipal sin ser denunciada por estar irregular en Italia. Del mismo modo, el padre del niño puede hacer el reconocimiento, aunque si está igualmente irregular en el territorio, sin correr ningún tipo de riesgo.
  • Puedes recurrir a las vías judiciales para el reconocimiento de la paternidad, si el padre del menor no quiere reconocerlo después de su nacimiento.

Madre sin permiso de residencia en Italia con hijos menores.

Otro grupo de derechos de una madre extracomunitaria en Italia es que, si la misma tiene hijos menores, pero no posee permiso de residencia, cuenta con estas posibilidades:

  • Permiso de residencia por motivos familiares. La madre podría solicitar este tipo de permiso si sus hijos están inscritos en el permiso de residencia del padre, aunque si no están casados. Los requisitos para este permiso son:
  • Haber tenido un permiso de residencia anterior y que no haya vencido hace más de un año (aun si el mismo ha sido otorgado por cuidados médicos/embarazo).
  • Que el padre demuestre los requisitos de alojamiento y renta previstos para la reagrupación familiar.

 

  • Permiso por asistencia al menor. El Tribunal de menores, por motivos graves asociados con el desarrollo psicofísico del menor que se encuentra en Italia, puede autorizar la entrada o la permanencia de un familiar, otorgándole a este último un permiso por asistencia al menor. El mismo permite trabajar regularmente, pero no puede ser convertido en un permiso de residencia por trabajo.

 

  • Aún si los hijos están irregulares en el país, tienen derecho a la asistencia sanitaria y están sujetos a la obligación escolar.

 

DERECHOS DE FAMILIA

Entre los derechos de una madre extracomunitaria en Italia está la posibilidad de solicitar la reagrupación con sus familiares que están en el exterior si cuentan con un permiso de residencia. Este permiso puede ser de cualquier índole: duración mínima de un año por trabajo en relación de dependencia o autónomo, por estudio, asilo, motivos religiosos o motivos familiares.

Los familiares que tiene en derecho a reunirse con una madre en Italia son:

– Esposo, si no está legalmente separado y si no es menor de 18 años.

Hijos menores y también los hijos del esposo.

Hijos mayores de edad (es decir, mayores de 18 años) a cargo si, a causa de su estado de salud, son totalmente discapacitados.

 –Padres a cargo, si no tienen otros hijos en el país de origen, o bien, cuando tengan más de 65 años, si los otros hijos se ven imposibilitados a mantener a los padres por motivos de salud graves y documentados.

Para realizar el trámite de solicitud de la reunificación familiar y el visado en este concepto es necesario el NULLA OSTA. Es un certificado de no impedimento, que se solicita en la Ventanilla Única para la Inmigración (Sportello Unico per l’Immigrazione).

 

Se necesita demostrar que:

. reside en un alojamiento apropiado para acoger a los familiares y

. tiene una renta suficiente para su mantenimiento.

Familia reunida, visa familiar para viajar a Italia.

Si deseas conocer cómo hacer la visa para viajar a Italia por reunificación familiar haz CLIK AQUÍ.

ASISTENCIA SANITARIA.

Uno de los más importantes de los derechos de una madre extracomunitaria en Italia son los correspondientes a la salud. Si una madre tiene el permiso de residencia posee todos los derechos correspondientes a la asistencia sanitaria nacional, iguales a un ciudadano italiano.

  • La inscripción al sistema sanitario es gratuita y debe realizarse en la Empresa sanitaria local (ASL), donde se puede elegir el médico de base y el pediatra de familia. El ASL emite la tarjeta sanitaria – Tarjeta Regional de servicios (CSR) – que te permite el acceso a todas las prestaciones de asistencia sanitaria; deberá pagar solo el ticket para las visitas en ambulatorio o para la compra de medicina.

 

  • Son totalmente gratuitos la asistencia médica general y pediátrica y las internaciones en hospital.

Si no tiene el permiso de residencia, puede inscribirse voluntariamente al Servicio Sanitario Nacional:

  • Una vez inscrita puede hacer uso de los cuidados sanitarios: ambulatorios y hospitalarios urgentes; asistencia esencial de modo continuativo para enfermedades y accidentes y de los programas de medicina preventiva, utilizando el código STP (Extranjero Temporalmente Presente).
  • El acceso a las estructuras sanitarias no puede significar un reporte de información a las autoridades policiales para dar a conocer la presencia en el territorio de la madre sin documentos en regla.

 

PROTECCIÓN SOCIAL

 

El último grupo derechos de una madre extracomunitaria en Italia que abordaremos son los referidos a la protección social. Las mujeres víctimas de explotación (sexual, laboral, mendicidad), pueden acogerse a los proyectos de protección social y participar en un programa de asistencia social en el territorio italiano. En caso de abuso, violencia u otro tipo de maltrato a las mujeres o a sus hijos, puede solicitar la ayuda de los Servicios sociales del municipio.

Estos proyectos garantizan hospitalidad en centros de acogida, estructuras protegidas y la emisión de un permiso de residencia por motivos humanitarios con las siguientes características.

 

– Dura 6 meses y puede ser renovado por un año.

Permite la inscripción en la asistencia sanitaria y el acceso a los servicios asistenciales.

Puede inscribirse en las listas de empleo, trabajar en relación de dependencia o estudiar.

Puede ser convertido en permiso de residencia por motivos de trabajo.

De este tema tan sensible e importante podemos extendernos en muchos sentidos…por ahora espero que les hay sido útil esta información sobre los derechos de una madre extracomunitaria en Italia. Si tienes duda o necesitas más información puedes contactarnos ASISTENCIA BRITO a un CLIK de distancia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *